Cajas fuertes en Barcelona

Respecto a los mecanismos de cierre para cajas fuertes, existen desde la clásica manivela giratoria hasta los más modernos sistemas de lectura e identificación dactilar, pasando por las tradicionales llaves y los sistemas de seguridad de cifrado electrónico, los más seguros que hay. En primer lugar, no es necesario pagar más por una caja fuerte que utilice un sistema combinado (manivela-llave o electrónica-llave) ya que está demostrado que nunca se usan los dos sistemas a la vez por pereza. Cuando uno usa su caja fuerte, nunca piensa que vaya a ser víctima de un robo antes de volver a cerrarla, y se acostumbra a usar sólo uno de los dos sistemas de cierre, con lo que a los ladrones solo les hará falta vencer a ese para abrir la caja.

caja-fuerte-antigua

Por lo tanto, es mejor disponer de una caja con un solo sistema de cerradura pero que sea seguro y funcional. ¿Cual elegir? Es la gran pregunta que todo el mundo se hace al buscar una nueva caja de seguridad, y es por ello que se necesita el consejo de un cerrajero profesional para elegir bien; una buena opción es contactar con el equipo de especialistas en cajas fuertes de Cerrajeros Barcelona en Sant Andreu con atención 24 horas. Veamos los diferentes tipos que se encuentran en el mercado. La clásica manivela es el sistema de cierre que todos asociamos automáticamente al pensar en una caja fuerte. Su mecanismo es bastante seguro, pero se puede desentrañar con paciencia y en unas pocas horas puede abrirse sin armar ningún escándalo ni dejar pruebas de la apertura, con lo que nuestra aseguradora podría negarse a indemnizarnos al alegar que no hay pruebas de que se haya producido un robo y podría ser simplemente un olvido nuestro. Además, el sistema de manivela es lento, algo que cualquiera que haya abierto una caja de manivela alguna vez sabe: ha de pasar alrededor de un minuto desplazando cuidadosamente la rueda.

Si necesita abrir y cerrar su caja fuerte repetidamente, perderá mucho tiempo girando la rueda a un lado y al otro con cuidado para no pasar ningún digito y tener que volver a empezar. Por eso, podemos decir que el sistema de manivela es lento y tiene algunas lagunas de seguridad, que han sido ampliamente superadas por su hermano mayor: el sistema de cierre electrónico. Se trata de un sistema de cifrado electrónico de alta seguridad, que ha de ser programable al menos con 6 dígitos, con lo que su apertura será complicada si alguien no sabe el código, mientras que al contrario de la manivela, será muy rápida si lo sabe (no perderá tiempo girándola a un lado y otro). Además de tener seis dígitos de código y ser reprogramables, es aconsejable que el sistema disponga de código de propietario y código de usuario, si quiere que más personas puedan tener acceso a la caja con su autorización en momentos puntuales: el código de propietario bloquea completamente el cierre, mientras que el código de usuario solo funciona cuando el código de propietario se lo permite.

caja-fuerte-candado

Esta medida, útil si la caja es para su comercio o para darle un uso compartido con sus subordinados en su negocio, debería acompañarse de un sistema de apertura retardada si la caja está expuesta al público o su negocio es susceptible de sufrir atracos. El sistema de apertura retardada, que debería ir de 1 a los 99 minutos, pondrá nerviosos a los asaltantes, que huirán sin el botín para no ser atrapados por la policía.

llaves-caja-fuerte

Otra medida que incorporan los sistemas de cierre elctrónico es el bloqueo de seguridad, bloqueando los nuevos intentos de apertura al introducir un código erróneo tres o más veces, durante un tiempo que puede ser de 5 minutos o superior. Así, lo pondrá aún más difícil a unos posibles atracadores o asaltantes que pretendan vaciar su contenido. Ahora ya no tiene escusa para proteger sus bienes más preciados en Sant Andreu y en toda Barcelona.